DÍAS FELICES, DÍAS DE TRABAJO

Hoy más que nunca viene a mi mente aquella historia de un profesor de colegio, cuando comentaba que tenía un amigo que se dedicaba a arreglar unas máquinas o algo similar en una gran empresa. Nos contaba que era muy bien remunerado y que su amigo siempre decía lo afortunado que era por no tener que trabajar nunca, para él, su trabajo era como jugar, "me pagan por jugar, por divertirme y pasarla bien". Esta historia siempre la recordé muchísimo, pero vino a mi mente justo después de entender esta frase que la hemos escuchado o leído tantas veces y probablemente por eso mismo no la hemos comprendido al 100%:
"Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”

Dije ¡Oh, eso era lo que le sucedía al amigo de mi profesor, realmente qué afortunado! ¿Todos tendremos la misma fortuna? 


Es ahí donde me obsesioné con la búsqueda de aquel trabajo que disfrute día a día. Con encontrar un trabajo tan bueno, divertido y apasionante que nunca me haga renegar de hacerlo, que lo realice con el mismo placer que realizamos otras cosas. Y digo obsesioné en el sentido de no desistir hasta realmente encontrarlo.

Creo que hoy más que nunca es el día perfecto para preguntarnos si vamos en el camino correcto, ¿no creen? Nos decimos "Feliz día del trabajo" Sin muchas veces percatarnos que no nos hace tan felices cómo realmente nos merecemos.
 Todos sabemos que deseamos con locura encontrar un "buen trabajo" y que se supone por ser bueno, nos pagará bastante bien, pero ¿eso incluye el disfrutar tu trabajo? 



Hace mucho aprendí y sigo aprendiendo que la vida es algo más que trabajar de lunes a viernes, esperar con angustia y ansiedad nuestro "día favorito", viernes. Que el fin de semana se te vaya volando y una vez más regresar a lo mismo.

Tener un tiempo limitado para tu familia, tus amigos, cualquier otra actividad que ames hacer o quieras aprender. ¿Disfrutar solo los fines de semana? Sigo creyendo que la vida es muy corta para disfrutarla solo los fines de semana.

Respeto mucho las elecciones de cada persona, la forma de vivir y sobrevivir también. Sin embargo, también tenía que elegir qué camino seguir y no pude evitar preguntarme si para vivir de esa manera, se necesita valentía o cobardía, para dejar que tu vida dependa de algo más o alguien más, de un cheque, un lugar, un trabajo que ni si quiera disfrutamos.

Por suerte (o temas de equilibrio), existen personas que buscan más allá de lo común, de lo mediocre y OJO, mediocre significa promedio, una vida promedio, ni más ni menos.

Desde este punto de vista, lo que quiero lograr es que sin importar lo que hagas ahora, la edad que tengas o lo que sea que hayas estudiado o no, te preguntes siempre, A DONDE SEA QUE VAYAS, Y SEA CUAL SEA TU ELECCIÓN, ¿TE HACE VERDADERAMENTE FELIZ?


Sigo siendo una oveja negra por seguir mis sueños, por encontrar y cumplir mi propósito de vida, el cual cuesta y demora, pero por eso mismo se llama propósito de VIDA.
Y estoy segura que si lo encontramos, será la mejor vida que podamos vivir.

Felicitémonos por realmente amar y disfrutar nuestro trabajo, que realmente sean muchos DÍAS FELICES trabajo. Trabajo duro, pero inteligente. Ser feliz haciendo lo que sea que hagamos. Lo demás aparece por añadidura y hoy, aparece poco a poco en mi vida y soy aún más feliz de poder compartirlo con ustedes.

Quitémonos la idea equivocada de que las personas exitosas (sea cual sea tu definición de éxito) son felices por tener éxito. Es todo lo contrario, las personas son exitosas porque son felices.



Feliz día del trabajador para todas esas ovejitas negras y las que están por convertirse en una.
Me quedo con esto por siempre

Delia Choquehuanca.

Facebook: @theblackiesheep
Instagram: @theblackiesheep
Twitter: @theblackiesheep 
Snapchat: @deliachgl


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿A QUÉ EDAD DESPERTAMOS?

"UN DÍA MENOS"

PERDONAR = SOLTAR ≠ VOLVER

Vistas a la página totales