EL PODER DE SER TÚ

Hoy vamos a hablar del poder, pero debe quedar claro que hay diferentes tipos de poder. Así que nos vamos a centrar en el poder para impulsar a otros (o a uno mismo). 

Debemos ser conscientes que muchas veces otorgamos poder a otros y cuidar a quiénes se lo damos, pues esto puede ser mortal para algunas personas. Y para que quede claro, no me voy a centrar en aquel "poder" de cómo algunas personas “mandonean” y hacen lo que prefieren con otras personas solo por tener poder sobre ellas. Ese sí, que es no muy conveniente para nadie. Aprovecharse de la confianza, amor, cariño o respeto que se tiene, no es poder en absoluto, pues en algún momento se disolverá dañando a más de uno.

Escribo y hablo sobre el poder que nos impulsa a ser mejores, que nos levanta, que puede golpearnos, pero no para parar, sino para seguir.

Hoy en día, cuido mucho a quien le doy poder, es decir, a quiénes decido escuchar y dejarme aconsejar, cuido quiénes son los que me rodean y con ello los pensamientos y comentarios que deseo absorber, pues no puedo cambiar lo que las personas piensen, pero sí lo que entra en mi mente.
Sin embargo, cuando los papeles se invierten y eres tú quien tiene el poder, es lindo, pero no solo eso, claro. Es una gran responsabilidad, es una tarea para la cual muchos están hechos.

Vemos el gran poder que tienen influencers o bloggers en niños, adolescentes y personas de toda edad. Es muy importante ser consciente de la responsabilidad que esto conlleva. Esto no significa ser perfecto y mostrar una vida color de rosa, que también se confunde mucho hoy en redes sociales. Sino que esto con mayor razón podría obligarnos a mentirnos menos, a ser reales, y actuar siempre así. Mostrar una forma de vivir y decir que hay más, pero la que tú elijas estará bien si te hace feliz.

Tener el poder para enseñar a ser uno mismo, utilizar el poder que se nos brinda a diario, sin importar si lo tengamos en un millón de personas o diez, enseñemos el verdadero poder: "EL PODER DE SER TÚ"

 A veces recibo mensajes de algunos seguidores contándome alguno de sus dudas o problemas y preguntándome qué podrían hacer al respecto. Es lo más preciado que tengo, pues tener su confianza es bellísimo. Es una forma genuina de entregarse y mostrarse real. Nunca me atrevería a tomar una decisión por ustedes, pero sí contarles desde mi propio ejemplo qué puede pasar y qué no. Pero sobre todo recordarles que nadie tiene más poder que tú en tu vida.

No vivas a expensas de otros, sé tú mismo. Recibe consejos de quien ha obtenido lo que deseas, de quien creas que tiene coherencia en su vida. 

Usa tu poder para impulsar personas y que estas, conozcan que no hay mejor poder que el suyo.

Eres espectacular y único, si hay alguien que te lo recuerda, genial. Y si no, recuérdatelo tú. Ahí está el verdadero poder.

Delia Choquehuanca.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

UN BUEN CAFÉ EN UNA GRAN IDEA

¿A QUÉ EDAD DESPERTAMOS?

"UN DÍA MENOS"

Vistas a la página totales