EL SIGNIFICADO OCULTO DE LA PERFECCIÓN EN REDES SOCIALES

Qué tan importante es aceptarnos y gustarnos. Muchos le echan la culpa a las redes sociales de vender y mostrar una vida que realmente no tenemos y queremos tener; sin embargo, yo creo que no solo las redes sociales tienen la culpa, ese vacío que queremos llenar con un millón de likes, siempre estuvo y probablemente estará si no nos damos cuenta de la importancia de querernos y cuidarnos a nosotros mismos como nos merecemos, esa falta de amor propio ha existido desde hace mucho, traducido en lo que era cada época.

theblackiesheep

Por ejemplo, ¿quién escuchó que era mejor aguantar un matrimonio infeliz a divorciarse y quedarse como madre soltera o mostrar que fracasaste? Encontrar cualquier tipo de excusa para seguir creyendo que no te mereces algo mejor. 
Quizás hoy tú que tienes menos de 30 años como yo, ni loca creerías que puedas hacer algo como lo que acabo de escribir, pero ¿hace 50 años se creía eso? Las personas probablemente por el qué dirán decidían aparentar una vida perfecta, un matrimonio perfecto, no por una red social, sino, al caminar de la mano con su pareja y sonreír falsamente.
Otro ejemplo, ¿sus mamás en el colegio le decían a todos que ustedes sacaban super notas y nunca les daban problemas aunque no fuera 100 % cierto? Jajaja bueno, no existían las redes sociales hace 20 años que algunos estábamos en el colegio, pero sí las reuniones de padres o hasta encuentros casuales donde todos querían mostrar que sus hijos eran mejores que otros.

Hay mil ejemplos más donde todos en algún momento hemos querido mostrar algo que no éramos o no teníamos y, ¿saben qué? Es momento de dejar de culparnos y decir, está bien, no somos perfectos. A veces desearíamos vivir en otro lugar, tener otras habilidades, estudiar en otro lugar hasta vestir diferente. La publicidad de hoy está destinada a hacernos creer que nos falta de todo, depende de cada uno de nosotros seguir creyendo que nos falta todo o aprender a ser felices con lo que ya tenemos. 
Enfrentar la causa, no la consecuencia, no odiarnos o culparnos por esto.

Nos quieren enseñar a amar a otros, pero se olvidan de enseñarnos a amarnos a nosotros mismos.

Y no me malentiendan, ni las redes sociales, ni la publicidad tienen la culpa, recuerden que somos nosotros quienes tomamos la decisión de amarnos cada día, de los padres enseñarle esto a sus hijos, de un desconocido enseñarle a otro desconocido, de empezar por nosotros mismos con aquello que queremos ver a nuestro alrededor.

Al empezar como blogger, uno de mis objetivos siempre ha sido compartir con más personas lo mucho o poco que puedo aprender, compartir experiencias que le sumen a más personas, las redes sociales me ayudan a esto a contribuir de alguna manera grande o pequeña en la vida de alguien que puedo o no conocer.
Y el tema de redes sociales y su perfección siempre fue un tema que quise tocar para notar ese significado oculto de la perfección que a veces se quiere mostrar. 
Una vez más, la culpa no es de la redes sociales o lo que exista en cada época, es más dejemos de buscar culpables y concentrémonos en educar esa parte olvidada por muchos, aceptarnos y gustarnos tal y como somos.

Como siempre digo, muéstrate real, solo te queda ser tú, porque todos los otros papeles, ya están ocupados.


Delia Choquehuanca.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

UN BUEN CAFÉ EN UNA GRAN IDEA

¿A QUÉ EDAD DESPERTAMOS?

"UN DÍA MENOS"

Vistas a la página totales