UNA SOLA DECISIÓN: HOY

Cada noche, antes de caer entre los brazos de Morfeo, medito para poder descansar mejor y más tranquila, manejar mis pensamientos (tanto en sueños como cuando estoy despierta) y lo hago hasta para empezar un día mejor.

Meditar calma mi mente y llevo haciéndolo aproximadamente 3-4 semanas, en las cuales creo que he entendido un poco más cómo es que funciona realmente una toma de decisión.

theblackiesheep

 En el ejemplo de la meditación funciona de esta manera: independientemente de lo que provoque o no en mí el meditar, si me gusta o no me gusta, si ocurre algo que me quite las ganas de meditar o me de excusas para no hacerlo, tomé la decisión de meditar; sin embargo, esa decisión la sigo tomando a diario y ESTA SEGUNDA es la que cuesta más y nos hacer crecer.

Vamos por otro ejemplo sencillo, si hoy decides tender tu cama todos los días, la verdadera decisión será pues “todos los días”, siempre ocurrirán cosas para que puedas desistir de lo que decidiste el primer día, pero depende de ti cada día cumplirlo.

Puedes decidir ser feliz, puedes decidir luchar por tus sueños, puedes decidir lo que desees, pero si esa decisión no la vuelves a tomar todos los días, no valdrá nada.

Es ahora cuando después de revisar ejemplos tan sencillos, que puedo entender un poco más cómo funcionan las decisiones y entender dos conceptos que a muchos de nosotros siempre nos repiten, pero no los valoramos o entendemos como tal:

1.       UNA SOLA COSA: De hecho, exactamente así se llama un libro, en el cual puedes comprobar la efectividad de realizar y enfocarte en una sola cosa. Esto no significa que solo te pongas una meta al año y todo sea sencillo; significa que al ponerte una meta clara, pienses en que solo es UNA COSA, un solo día, solo una meditación, no importa lo demás, ni los siguientes días, solo estamos hablando de UNA COSA en un solo día. Y esto me lleva al segundo concepto importante.
2.       VIVIR EL PRESENTE: Si vives esperando lo que puede pasar algún día, nunca vas a poder disfrutar lo que ocurre hoy. Si vas a vivir lamentándote en lo que pasó ayer, nunca podrás aprender lo necesario para hacer lo correcto hoy.

Un poco de humor para entender que debemos VIVIR EL PRESENTE
Imagen: @yogaoclonazepam

Al tomar esta decisión cada día, olvidarnos de lo que pasó ayer y lo puede o no pasar mañana, nos ayuda a darlo todo en el presente. Dejando la ansiedad y el miedo que tantas veces nos traiciona. 

El vivir día a día no es dejar de planear y soñar con todo aquello que anhelamos, si hoy decides hacer ejercicio, HAZLO! Si hoy decides comer sano, HAZLO! Si hoy decides llorar, HAZLO! Si hoy decides trabajar por tus sueños, HAZLO!

Vivir el presente y repetir las decisiones a diario es lo que crea realmente nuestros hábitos, quizás sería más sencillo realizar aquello que cuesta pero vale la pena si solo pensamos en que lo haremos hoy. 

¿Cómo hago para escribir 42 lunes seguidos sin dejar que la flojera o desidia se interponga? 
Viviendo cada post como el último

Seguiré aquí, escribiendo y tomando UNA SOLA DECISIÓN, un solo día, un lunes, cada lunes, cada día que sea necesario.

Estas fueron las pequeñas lecciones que me dejaron, el meditar y tender mi cama (aún lucho con la segunda) 



"No olvides que el hoy es un regalo, por eso se llama presente"


Delia Choquehuanca.


Facebook: @theblackiesheep
Instagram: @theblackiesheep
Twitter: @theblackiesheep




Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿A QUÉ EDAD DESPERTAMOS?

"UN DÍA MENOS"

PERDONAR = SOLTAR ≠ VOLVER

Vistas a la página totales