APRENDIENDO A APRENDER

¿Has tenido la sensación de que aún te falta mucho más por hacer o lograr en tu vida?
Este post probablemente es para ti…

Cuando empecé a emprender, creía que todo lo que quería se lograba aprendiendo un poco, haciendo algo sencillo, intentando algunas veces y listo, no hacerlo más, ni aprender más. Hoy me doy cuenta que el aprendizaje nunca acabará, ningún tipo de aprendizaje, en los negocios, en la familia, en el amor, ¡de uno mismo!


Estoy convencida que si al éxito llegaré, y así será, es porque nunca dejaré de aprender, que si el éxito nos sigue es porque seguimos creciendo, incluso cuando crees que ya no había más, es así donde encuentras mucho más por aprender.
Hace un mes me sentía superpoderosa, no es que ahora no, pero quizás sí con mayor ego del que tengo ahora, sentía que si me comparaba a mí misma con la Delia de inicio de año, definitivamente era otra, ahora era mucho más fuerte, independiente, capaz de enfrentar sus miedos, incluso aquellos que muchas veces me habían detenido. Escribir cada lunes, tener el blog, mayores responsabilidades en el trabajo, entre otras cosas me hicieron darme cuenta que soy capaz de más y más.
¡Vaya que las clases de clown ayudaron! Al fin me estoy mostrando como siempre he querido, como realmente soy, sin importar el qué dirán. Sentía que ya nada me afectaba como antes y si lo hacía, podía superarlo mucho más rápido.


Hasta que aparecieron nuevamente aquellos pensamientos y creencias que me limitaban en muchos aspectos. Aquellos que aparecen cuando todo surge muy bien, pero quieren sabotear aquel estado magnífico, pero te hacen dudar del crecimiento que has tenido.

Aprendí que había mucho más que aprender, que había mucho más por hacer, luchas y lograr.

Y que sobre todo aún había que desvanecer aquel ego que tantas veces no nos deja vivir al máximo ni continuar creciendo.

Cada vez que caemos tenemos dos opciones: quedarnos como estamos o levantarnos para saltar más alto, aquel salto que nos hace realmente crecer y no caer.
No importa qué hayamos pasado, cuánto nos haya costado, siempre podemos más, siempre tendremos la opción de lograr más.


Este lunes me quedo solo con esta frase

“Mata de hambre al ego, alimenta el alma”

Delia Choquehuanca.

Facebook: @theblackiesheep
Instagram: @theblackiesheep
Twitter: @theblackiesheep


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿A QUÉ EDAD DESPERTAMOS?

"UN DÍA MENOS"

PERDONAR = SOLTAR ≠ VOLVER

Vistas a la página totales